Museos y Arte

Hombre del bosque, Kramskoy, 1874

Hombre del bosque, Kramskoy, 1874

Woodman - Ivan Nikolaevich Kramskoy. 84x62

El silvicultor mira cruelmente, ansioso desde el lienzo al espectador. La atmósfera del retrato es tensa.

La atención de la audiencia se dirige a los ojos del héroe. Tienen sospecha, fuerza, reproche. La cuestión de la protección forestal está asociada con un riesgo constante. Ante nosotros hay un hombre que está acostumbrado a confiar solo en sí mismo, acostumbrado a correr riesgos. Ahora parece listo para repeler el ataque.

Una barba roja desolada, una bata de lona, ​​una cara desgastada: todos los detalles nos dan la imagen de un hombre solitario que vive en el bosque. Esto podría haber parecido un duende de hadas, el dueño del bosque. Al convertirse en modelo, el héroe cayó en una situación inusual para sí mismo. No sabe qué esperar del artista. Por lo tanto, la mirada está asustada y la pose es tensa.

El fondo oscuro, en el que apenas se adivina el matorral, permite al espectador ver al héroe sin perder ni una sola bagatela. Ante nosotros está el tipo de hombre ruso del que Razin y Pugachev formaron su ejército.

Ver el vídeo: Иван Крамской. Передвижники. Телеканал Культура (Diciembre 2020).