Museos y Arte

"Pallas y el centauro", Sandro Botticelli - descripción de la pintura


Pallas y el centauro - Sandro Botticelli. 207 x 148 cm

Este gran lienzo lleva todos los rasgos característicos de la imagen ceremonial. Para ello, se utilizaron un motivo mitológico y personajes: la diosa guerrera Atenea, llamada Pallas en esos casos cuando fue retratada en municiones militares y con armas. El segundo personaje de la imagen es un centauro, una criatura mítica también proveniente de las antiguas leyendas griegas, una criatura salvaje del séquito de Dioniso, caracterizada por un comportamiento incontrolado y un carácter salvaje. Este es un mitad hombre, mitad caballo, poderoso e indomable.

Se eligió una trama muy interesante para la imagen: Pallas sostiene un centauro inactivo junto a su cabello rizado y rizado, y humildemente inclina la cabeza, obedeciendo su poder incondicional. Aquí puedes ver el triunfo de la razón y la civilización sobre el salvajismo y el descontrol, que encaja bien con las tradiciones filosóficas del Renacimiento.

Sin embargo, algunos investigadores creen que la pintura refleja la política del clan Medici que derrotó a los conspiradores, quienes trataron de derrocarlos del trono florentino. También puedes creer en esto, porque el lienzo fue ordenado al maestro sobre un matrimonio político importante.

Los dos personajes principales de la imagen se representan con el telón de fondo de un paisaje distante, que se eleva sobre una bahía amplia y profunda. Las orillas montañosas de pendiente suave y empinada, la superficie tranquila y uniforme del agua, e incluso un pequeño bote con velas bajas, anclado lejos de la orilla, son claramente visibles. El lugar donde se encuentran los héroes de la imagen está cercado con algún tipo de construcción, como una valla o una empalizada de troncos de luz rara vez ubicados.

La parte lateral del lienzo está ocupada por un diseño extraño, que se asemeja a un viejo edificio en ruinas hecho de piedra gris oscura o una construcción rugosa tallada en una roca. No tiene las formas y líneas correctas, pero esta no es una formación natural. Obviamente, este es un indicio de la vivienda primitiva de un centauro, una criatura lejos de la alta civilización griega antigua.

De interés es la superficie bajo los pies de los personajes, o más bien, bajo los cascos de un centauro. Esta es una densa capa de hierba corta y oscura, que parece haber fallado o hundido bajo el cuerpo masivo de una criatura mítica. Los bordes de la tierra son claramente visibles sobre un fondo de vegetación saturada.

Las figuras de Atenea y el centauro ocupan toda el área de la imagen y son el centro de atención de la audiencia. Las pallas se representan en una pose algo educada y no del todo natural con la cabeza ligeramente inclinada e inclinada hacia un lado. Ella sostiene una enorme alabarda, más alta que su altura, su cabeza está decorada con una corona de vegetación exuberante y aireada. Su atuendo es como tejido de ramitas verdes, tiene un rico acabado floral y en la parte superior está cubierto con grandes pliegues de una amplia capa de color verde oscuro. En las piernas de la diosa se encuentran las sandalias altas originales de color amarillo ocre, con los dedos abiertos.

La parte del "caballo" del centauro es un poderoso animal musculoso de color bayo, y la mitad humana es el torso desnudo de un joven barbudo. Está armado con un gran arco y detrás de su espalda un carcaj lleno de flechas, pero obedientemente se inclina bajo la mano imperiosa de la diosa Pallas. La civilización triunfa sobre el salvajismo.

Ver el vídeo: I Medici 2: La Primavera di Sandro Botticelli ITA (Noviembre 2020).