Museos y Arte

Retrato del bufón de la corte "El Primo", Diego Velázquez

Retrato del bufón de la corte

Retrato del bufón de la corte "El Primo" - Diego Velázquez. 107x82

Diego Velázquez es uno de los más grandes representantes del Siglo de Oro español. Se las arreglaron para transmitir el psicologismo de sus modelos y, al mismo tiempo, evitar los halagos incluso a las figuras más poderosas.

A lo largo de los años 1630-1640, Velázquez creó una serie de retratos de enanos y bufones. A través de una máscara cómica, el pintor vio el complejo mundo espiritual de estas personas, privadas de la naturaleza. Habiendo representado la burla sin sombra, con sencillez y tacto, reveló sus personajes, su estado mental, el mundo de las emociones, llegando a una triste tragedia.

Una frente limpia y alta, ojos inteligentes fascinan y te hacen mirar a la cara extraordinaria del bufón. Solo entonces la atención cambia a su figura débil. Don Diego de Assedo ocupó un puesto especial en el séquito de Felipe IV y, según la tradición, desempeñó varios puestos más: era un mensajero y guardián del sello real. Su responsabilidad por el sello de la firma real explica la presencia del folio que tiene y los materiales de escritura en el piso. El apodo "El Primo" significa "primo". Tal vez el enano sea pariente de Velázquez, o tal vez este nombre apareció debido al privilegio del bufón de no quitarse el sombrero en presencia del rey, lo que estaba permitido solo a los representantes de la aristocracia más alta, el rey los llamó "primos".

De particular valor le da al retrato su carácter incompleto: el fondo inacabado le permite ver perfectamente la dirección del pincel del maestro.

Ver el vídeo: Don Guindos es el Bufón de Morra, un Clásico de Velázquez, poseido por Gárgamel. (Diciembre 2020).